Audi y VW retoman ritmo de producción en México

22 febrero, 2021

    MEXICO – La multinacional alemana Audi anunció que su planta de Puebla, en San José Chiapa, retoma su ritmo de producción a partir de este lunes 22 de febrero, después de que se asegurara el abasto de gas.

    Audi hizo énfasis en los esfuerzos de las autoridades en el país para poder normalizar el suministro de gas, energético que resulta ser primordial dentro de los diferentes procesos de manufactura de su modelo Sport Utility -vehicle (SUV) Q5.

    El miércoles pasado, luego de que el Centro Nacional de Control del Gas Natural (Cenagas), exhortó a los usuarios industriales a reducir al máximo el consumo de gas con el objetivo de preservar la continuidad del suministro en México, Audi anunció que realizó ajustes en su línea de producción en su planta de San José Chiapa debido a la baja disponibilidad de gas natural en tierra azteca.

    Asimismo, la firma destacó que gracias a la garantía de que se contará con gas, energético que resulta indispensable para la producción del modelo Q5 que se produce para el mercado nacional y de exportación, retoma su ritmo de producción.

    No obstante, la compañía informó que el ritmo de producción se retoma con un cupo limitado, en seguimiento a las disposiciones de las autoridades del Instituto Mexicano del Seguro Social y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del gobierno federal, para evitar contagios de COVID-19.

    Por su parte, la armadora alemana Volkswagen, dio a conocer que luego de la confirmación del abasto de gas natural, retomará la producción de su modelo Tiguan el 22 de febrero, a partir de las 23:30 horas.

    “Nos fue informado por la autoridad y confirmado por el proveedor de gas natural en el estado de puebla que las condiciones de abasto se restablecen al 100 por ciento”, dio a conocer la compañía a través de un comunicado.

    De igual manera, recalcó que este desabasto “impactó seriamente a proveedores que dieron cumplimiento a la solicitud de las autoridades sobre una disminución de hasta el 80 por ciento en el suministro del energético, lo que obligó a detener sus operaciones, mismas que para reiniciar necesitan un periodo de tiempo considerable impactando en este caso a la producción de Tiguan”

    Fuente: Milenio